Roque se ha empeñado en disfrazarse de oso para felicitarnos las fiestas, ¡cómo es este bebé!

¡Es chulo!

A una, que tiene su lado macarrilla pero también su lado cursi, le gustan bastante las fotos romanticonas de esas que se publican en los blogs tipo le love o Creature comforts en las que chicas deliciosamente rubias y melancólicas se atusan la melena súperlisa con un vestidito de flores liberty corriendo a través de un soleado y brillante campo de trigo mientras sujeta entre los dedos a un gorrioncito que parece que le está silbando una cancioncilla en francés. Fotos descaradamente viradas a amarillo, o azulito, o incluso a gris si es interior, borrosas como fotogramas de Las vírgenes suicidas, y que en ocasiones llevan leyendas memas que no dicen nada, como las letras de las canciones de los boleros, pero que te parece que te lo están diciendo todo expresamente a tí porque te lo llevas a lo personal, como las letras de las canciones de los boleros . “You are beautiful”, “I think I love you”, y paridas así que siempre suenan mejor en otro idioma que en español porque si las traduces te quedan memeces de darte una colleja por cursi. Fotos de habitaciones vacías con una enorme cama deshecha de sábanas blancas y una almohada con la marca de dos cabezas, muy del tipo de las fotografías de Félix González Tórres echando de menos a su novio. Pues sí, esas fotos me encantan por lo almibaradas y previsibles y porque te pillan enamorada y te las crees enteras pensando que eso es el amor. Pero un día mirando las entradas en el bloglines de esos blogs que a la larga son todos iguales, que te gusta uno y te gustan todos, y vas y te cruzas con esta foto y piensas hostia puta. Y súbitamente eres esa madre que acaba de aterrizar tras llevar meses de maniobras en un país de oriente que será Kazajistán o Pakistán o Chiquitistán y se te quita la tontería pero ya y no se si pensaría lo mismo si no fuera madre, seguro que sí porque la foto tiene una fuerza que acongoja, el caso es que el amor también es esto, si no es esto en realidad y lo demás son anuncios chorras del pull and bear.

Jopetas Roque, no te quejarás, ¡vaya recibimiento! muchas gracias por vuestros comentarios y ánimos, ha salido guapetón el retoño, jeje, mucho más que sus padres, ni comparación! Y lo de Roque Ramone, Maelstrom, es que me ha entusiasmado, ya le estoy buscando una camiseta con su hey ho, let’s go para hacerle una sesión de fotos. Esto me recuerda a que antes de nacer, que os quería comentar a ver vosotros cómo lo véis, hubo un encendido debate en torno a cómo debía vestir el niño, debate en el que propios y ajenos al núcleo familiar expusieron sus teorías acerca de si Roque habría de lucir patucos,  polainas y jerseis de angorina calados decorados con lazos, lo que O vino a resumir como “Estilo Paquirrín”, o bien podría vestir ropitas más de niño de hoy en día modernito y enrollao, lo que Mr. I resumió como “Bebé con actitud”.  Veámoslo con ejemplos

Tipo 1: polainas azulitas y jersey hecho a mano por la tía Pauli

Tipo 2: sus converse, su peto chulo, camiseta y chaqueta de rayas.

Vemos que el modelo tampoco lo tiene muy claro.

El caso es que yo tengo el corazón partío, porque por un lado valoro y reconozco lo que cuesta hacer un jersey a mano y mira, que bebé de 8 semanas sólo se es una vez en la vida, mientras que para llevar camisas de cuadros y vaqueros tiene tiempo. Pero es que le veo de azul y no me pega nada, con esas melenas, pero es que le pongo de vaquero y me parece un chicarrón y me da como penica. Qué drama, el de la madre primeriza.

A todo esto, me pregunto cómo hacen esas súpermujeres que afirman aprovechar la baja maternal para sacarse unas oposiciones, que yo no tengo otra cosa que hacer en todo el día más que contemplar al niño y la mitad de las veces no encuentro tiempo ni para ducharme. No digamos ya para ponerme a tejer, ja y más ja. Por eso durante las últimas semanas del embarazo, ya que apenas me podía mover del peso y del cabreo al verme con ese volúmen brutal, aproveché para hacerme un cuello de ganchillo requetebonito que no es complicado y que recomiendo con entusiasmo. Ea, las fotos.

Éste, el mío, pero como las revistas japonesas son más monas, os pongo también su foto.

Y los patrones. Parece más complicado de lo que es, de hecho la única dificultad que le encontré fue el cordoncillo, y tuve que ir a una tienda de lanas a preguntar cómo se hacía: me explicaron que se tejía con los dedos sin agujas ni nada y no me digas cómo lo aprendí, pero ahora sería incapaz de explicarlo. Total, que si alguien se anima, yo le cuento el patrón y si quiere se lo envío fotocopiado, como en los viejos tiempos. Toma post súperlargo!

Y Roque llegó, llegó hace seis semanas, y trajo una vida nueva llena de novedades, dudas y alegrías, y algunos días también de tristeza indeterminada. Todos dicen que es guapísimo “igualito que su padre”, a mí tampoco se me parece tanto, bueno, en los ojos sí, pero yo le miro y veo un bebé precioso mucho más guapo que él y que yo, y mira que a mí O me parece de escándalo, pero no sé, veo una versión mejorada de nosotros. Es un niño muy pacífico, menos cuando quiere “lo suyo”, bien sea teta, dormir o pasear. ¡Y la verdad es que no se muy bien qué más decir! soy muy feliz, pero sólo me vienen topicazos a la cabeza. En ocasiones me siento un poco sola, porque pasadas las primeras semanas de trajín y llamadas de teléfono, bien pronto me vine a Madrid y aquí estoy un poco sola en plan familia. Amigas tengo,  y muy buenas, sin embargo ninguna tiene niños y yo me siento como jugando en otra pantalla mientras ellas siguen yendo a fiestas los miércoles donde chicas guapas bailan y se disparan con pistolas de agua, y chicos sin edad presumen de bigote. No quiero parecer melancólica porque hoy en concreto no lo estoy, sólo que el cambio pide un tiempo de adaptación en el que todavía me encuentro.

Es un niño sano, tranquilo y que me quita todas las penas cuando le miro y requetemiro. Para que veáis que no exagero, os presento a Roque.

Pelazo, ¿eh? ;)

 

La verdad es que veo las fotos y se me pasan todos los males. Un beso muy fuerte, y muchísimas gracias por vuestra espera. :)

¡Cabrán tres!

Escribo una rapida entrada para agradeceros vuestros cariñosos comentarios y dejar constancia de que si ahora no actualizo, es porque hay un motivo “real”. Hoy salgo para casa de mis padres, donde no tengo internet ni ordenador, ya que se queda en Madrid, a esperar la llegada de Roque. En teoría vendrá a comienzos de octubre, pero por si se adelanta, prefiero estar tranquila en Burgos, donde está previsto que nazca.

Un abrazo muy fuerte y hasta la vuelta. Muchas gracias por estar ahí. :)

Si…ya ves este calor que no da tregua, vaya verano más largo, y mira que se notan ya las tardes ya, que ahora a las nueve es de noche y tal y cual Pascual que ya era hora de actualizar. Para resumir  mi estado de espera, digamos que estoy de 36 semanas de las 40 que viene durando este sistema de gestación humana, y tras varios altibajos y crisis estéticas, digamos que me encuentro francamente bien y que Roque me está dando un embarazo de los buenos-buenos. Pero claro, engordar 19 kilos se dice pronto, y la gente dirá lo que quiera: que si como soy alta no se nota, que eso en un par de malas noches se recupera la figura, que lo que me quieras contar, pero son 19 kilos a 4 semanas de dar a lux, que a este paso rebaso los 20 y me quedo más ancha que larga (estoy en ello). Me volví loca y le eché la culpa al pelo, que es lo más rápido de joder cuando una lo que quiere es un cambio de vida inmediato. Y lo volví a hacer, a cortármelo, y ahora ya sí que parezco la tonta del bote, lo que mirándolo por el lado bueno, confirma mi teoría de que O está conmigo por mi contagiosa alegría (o por motivos que debería consultar) y no por un aspecto físico fresco y juvenil, ya que en ese caso hubiese comenzado los trámites para gestionar la nulidad matrimonial alegando que la foca monje que le espera en la cama no es la rubia con chispa con la que se casó. En fin, cosas mías y da gracias a que hoy tengo un  buen día que los días malos los he pasado criticando a las vecinas de enfrente por su descarada afición a tomar el sol en el balcón, a la casera por codiciosa, a la ministra Beatriz Corredor por inoperante y a Bibiana Aído por inútil, qué queréis que le haga, son mis hormonas, no soy yo.

Bueno, cosas mías, pero como suelo terminar estas homilías, en realidad estoy mejor de lo que parece, sólo que quejarme es mi debilidad. :)

Y yo volvía por estos lares con el fín objetivo de dar las gracias a Cosas de Pipi e Insonrible por nominarme en unos premios de estos de internet y como normalmente no me suele tocar nada en ningún sorteo ni nada, pues me ha hecho mucha ilusión. A la primera no la conocía y ha sido muy emocionante que alguien con esas manos que habría que homenajear haya tenido el detalle de pararse por el blog de servidora. A la segunda la sigo, recomiendo y leo con fruición, pues de un blog con semejantes referencias (y exquisito vocabulario) siempre, e insisto, siempre, se sale con algo, como en las mercerías antiguas donde atienden señoras con bata azul marino y su inicial bordada en la pechera.

Las cinco cosas que me gustan y que me acuerde, venga, va:

1. LA TORTILLA DE PATATAS DE BAR CON SU CORRESPONDIENTE SOBRECITO DE MAYONESA. Que siempre me sabe más rica que la casera, la tortilla y la mayonesa.

2. SABERME DEL TIRÓN Y SIN EQUIVOCARME LAS CANCIONES DE LOS FLECHAZOS. Una, que ya abarca una edad.

3. LEER BLOGS DE CRAFTS, LITERATURA INFANTIL  Y REPOSTERÍA. Sentir esa experieencia vicaria de que estás haciendo todo lo que en realidad sólo leerás.

4. IR A LA PISCINA, EL OLOR A CLORO Y TODO EL FOLKLORE QUE RODEA A LA NATACIÓN. Y matarme a largos fantaseando con la idea de que soy archimillonaria y tengo una piscina olímpica para mí sola.

5. LAS GUIRNALDAS. En general, como motivo decorativo.

Va, y para mañana, los blogs a los que les paso el testigo y tal. Un beso!

Uf, es que casi ni me acuerdo!, pero tenía pendiente esta entrada, y aunque tarde, aquí va. Mis sobrinos ya me tienen como la tía loca que sólo regala libros. Para algunos será un regalo esperado, para otros un coñazo inevitable, pero ¿qué quieren que les regale, la wii?  Y mira que les digo eso de: “Tienes 5 segundos para imaginar, si no se te ocurre nada, tal vez deberías ver menos la televisión”.

A A., que ya está en edad lectora, en el supuesto de que le interesara leer algo más que el Libro Guinness de los Récords, le regalé algo relacionado con el fútbol, a ver si por ahí me lo gano: la serie Las Fieras del fútbol club:

Leon el driblador, con luchador

(Quedaré como una repelente, pero es que yo a su edad ya estaba con la Historia interminable)

A I. yo creo que sí la he ganado como lectora. Hablé con ella y le dije que ya estaba en edad de saber escoger sus lecturas y escogió el primero de la serie de Tea Stilton, la hermana detectiva del súperventas infantil Jerónimo Stilton.

Tea Stilton

E. todavía es muy pequeña para elegir, pero está en esa edad cursi de rosa y besos, qué mejor que un libro para leer con mamá:

La reina de los besos

Laprincesita busca por todo el mundo hasta dar con ella…¡qué ilustraciones tan bonitas!

DSC_0368

Para J. el pequeñito de la familia, uno apropiado: ¿Quién es el más pequeño?

¿Quién es el más pequeño?

Y para el primo P., ¡El pollo Pepe! su primer pop up, qué afortunado.

El pollo Pepe

Las grandes patas del pollo Pepe

Todas las compras menos la última, vienen de la caseta de Pilar en El Dragón Lector, ¿dónde si no? si os pilla de camino, os recomiendo que hagáis una visita a esa importante referencia de las librerías infantiles de Madrid.

Yo, de  verdad, actualizaría más, pero qué puedo hacer, si apenas puedo moverme con esta barriga de 31 semanas, si tengo tantos cambios de humor que hasta yo me asusto. Sueño cosas rarísimas, pienso que no sabré reconocer el momento del parto, dudo de mi capacidad para la que se me viene encima, y al rato estoy segura de todo lo contrario. Desde luego que el embarazo es una etapa preciosa, pero tras la literatura prematernal y los parabienes, nadie te avisa de los miedos, de que lo de la dulce espera tiene mucho de folklore y poco de realismo. Ya sé que todo va a salir bien pero este susto de primípara que llevo encima no se me va más que de modo intermitente. En fin, tendrá que ser así.

Y dice el tango que veinte años no es nada, pues será en Argentina,  que aquí ya pesan, ya. El viernes pasado en la Academia de Cine hubo una proyección especial de la peli de Jose Luís Cuerda “Amanece que no es poco”, con motivo de su 20 aniversario, madre mía cómo pasan los años. Los que iban disfrazados entraban seguro, y es que hablamos de un aforo de 180 personas, y doy fe de que más de la mitad de la cola se quedaron fuera, y nosotras porque llegamos una hora antes y le echamos un poco de morramen, que si no, pues lo mismo también nos habíamos perdido la oportunidad de ver la peli en pantalla grande.

Para presentarla estuvo el director, parte del equipo técnico y algunos actores, todos contaron anécdotas y es que eso tuvo que ser el colmo del surrealismo. La proyección estuvo animadísima, que estaba claro que si estabas allí era porque al menos te sabías parte de los diálogos, o las canciones, o qué demonios, todo. Y aplaudimos cada escena y diálogos míticos que en realidad todos lo son, como:

“Mi nombre es Jimmy, my name is Jimmy, y este es mi hijo Teodoro, que es profesor en la Universidad de Oklahoma, y ha venido a pasar un año sabático”

Y esas frases inolvidables a la llegada del Alcalde con su querida: ¡Viva el munícipe por antonomasia! ¡Alcalde, todos somos contingentes, pero tú eres necesario! ¡Que nos deje a la moza, que queremos comprobar si está turgente!

Así me tiraría el resto de la entrada, todas las escenas son buenas. Pero mi favorita favorita desde pequeña, es la de la calabaza, “calabaza, un día más vengo a darte las gracias por estar aquí, entre nosotros. Tú, que podías estar en la mesa de los ricos estás aquí dándonos una lección de humildad…”

Grande tirando a enorme.

Y aquí unas fotillos para que veáis que no me lo invento: Títulos de crédito a la manera de Star Wars…

Créditos "Amanece, que no es poco"

Fan disfrazado del aprendiz de intelectual…

aprendiz de intelectual

El Alcalde y señora, entre el público…

Alcalde y querida

Un momento de la película, con un joven Gabino Diego, e ídem en la proyección…

Fotograma película

Gabino hoy

Y la terna de amigas, muy contentas con su camiseta promocional y su calabaza…

Calabazas de amanece que no es poco

Calabaza, yo…te llevo en el corazón. (Y en la barriga!!)

NOTA AL PIE: Estas fotografías están descaradamente robadas de El Blog del Juerguista, en Dooplan.com. Y es que E. es una juerguista profesional, lo es porque así la votaron los internautas, y Dooplan la paga un sueldo nada desdeñable, y las entradas a los conciertos y saraos de moda, a cambio de contar sus juergas en el blog. Se lo merece, por maja y por profesional de la juerga. Siempre ha habido trabajos alucinantes.

Please

Pero por favor, no me lo recuerdes a todas horas.

Vía

Categorías

¿Cuándo?

abril 2014
L M X J V S D
« dic    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.