You are currently browsing the category archive for the ‘Patrones y tutoriales’ category.

Jopetas Roque, no te quejarás, ¡vaya recibimiento! muchas gracias por vuestros comentarios y ánimos, ha salido guapetón el retoño, jeje, mucho más que sus padres, ni comparación! Y lo de Roque Ramone, Maelstrom, es que me ha entusiasmado, ya le estoy buscando una camiseta con su hey ho, let’s go para hacerle una sesión de fotos. Esto me recuerda a que antes de nacer, que os quería comentar a ver vosotros cómo lo véis, hubo un encendido debate en torno a cómo debía vestir el niño, debate en el que propios y ajenos al núcleo familiar expusieron sus teorías acerca de si Roque habría de lucir patucos,  polainas y jerseis de angorina calados decorados con lazos, lo que O vino a resumir como “Estilo Paquirrín”, o bien podría vestir ropitas más de niño de hoy en día modernito y enrollao, lo que Mr. I resumió como “Bebé con actitud”.  Veámoslo con ejemplos

Tipo 1: polainas azulitas y jersey hecho a mano por la tía Pauli

Tipo 2: sus converse, su peto chulo, camiseta y chaqueta de rayas.

Vemos que el modelo tampoco lo tiene muy claro.

El caso es que yo tengo el corazón partío, porque por un lado valoro y reconozco lo que cuesta hacer un jersey a mano y mira, que bebé de 8 semanas sólo se es una vez en la vida, mientras que para llevar camisas de cuadros y vaqueros tiene tiempo. Pero es que le veo de azul y no me pega nada, con esas melenas, pero es que le pongo de vaquero y me parece un chicarrón y me da como penica. Qué drama, el de la madre primeriza.

A todo esto, me pregunto cómo hacen esas súpermujeres que afirman aprovechar la baja maternal para sacarse unas oposiciones, que yo no tengo otra cosa que hacer en todo el día más que contemplar al niño y la mitad de las veces no encuentro tiempo ni para ducharme. No digamos ya para ponerme a tejer, ja y más ja. Por eso durante las últimas semanas del embarazo, ya que apenas me podía mover del peso y del cabreo al verme con ese volúmen brutal, aproveché para hacerme un cuello de ganchillo requetebonito que no es complicado y que recomiendo con entusiasmo. Ea, las fotos.

Éste, el mío, pero como las revistas japonesas son más monas, os pongo también su foto.

Y los patrones. Parece más complicado de lo que es, de hecho la única dificultad que le encontré fue el cordoncillo, y tuve que ir a una tienda de lanas a preguntar cómo se hacía: me explicaron que se tejía con los dedos sin agujas ni nada y no me digas cómo lo aprendí, pero ahora sería incapaz de explicarlo. Total, que si alguien se anima, yo le cuento el patrón y si quiere se lo envío fotocopiado, como en los viejos tiempos. Toma post súperlargo!

Vivimos de alquiler en una casa que no podríamos permitirnos comprar, entre otras razones por que es enorme, está en Chamberí, y la dueña no vende ni un sólo piso de los edificios que le pertenecen. Así que hoy por hoy hipoteca no tengo, pero se conoce que anida una pulsión dentro de mí que me empuja a enfangarme en proyectos que tardaré siglos en terminar, durante los que amaré y odiaré a partes iguales la hora en que me metí en tamaños jardines.

Lo de siempre, en una revista de ganchillo que compré durante la lunita de miel, ví una manta que me enamoró a primera vista (¡qué luz, qué colorido, qué fotografía, cómo me hacen esto!)

Portada revista ganchillo japonesa

Manta japonesa de hexágonos a ganchillo

Aquí los esquemas, por si alguna valiente se ve con ganas:

Esquema hexágono ganchillo Distribución de los hexágonos

Como los esquemas de estas revistas da un poco igual en el idioma que estén, entendido uno, entendidos todos, y además los hexágonos no son especialmente complicados, escogí con entusiasmo los colores y me puse manos a la obra allá por…¿noviembre?. Y ahora en esas ando, unas semanas tejo más, otras me hago la longuis y hago como que no la veo, otras vendo a mi madre la idea como un “proyecto conjunto, madre e hija tejiendo al amor de la lana” (y no consigo que suene sincero) y otras le hago fotos y lo cuelgo aquí, para escarnio público…

Proyecto manta hexágonos

detalle manta hexágonos ganchillo

Y en estas andamos, entretanto ya he acabado amigurumis de proporciones más abarcables, y pequeños bordados en mantelitos. Ya me he quitado los intereses, ahora como quien dice ya estoy amortizando capital. Quién me mandará a mí , pero en fin, no aprendo. Seguro que queda preciosa…

Dos de las mejores cosas que han sucedido en los últimos días de 2008,  ha sido el nacimiento de sendos sobrinos: J y P. ¡Qué alegría de noticia! con una semana de diferencia nacieron y nosotros fuimos volando hasta sus cunas a mecerlos con nuestros propios brazos. Tener un bebé en la familia es lo más bonito del mundo, y a una golosa como yo, le abre un mundo de posibilidades craft y de libros infantiles para regalar.  Como los libros empezarán a llegar tan pronto como sean capaces de sujetar algo entre las manos, he aprovechado para tejerles un par de regalitos:

A J, este par de patucos, cuyo patrón compré aquí.

Patucos R2D2

No se si quedé muy satisfecha con el resultado, un pie era abiertamente más grande que el otro, pero está demostrado que tenemos los pies de diferente tamaño, y que se tarda menos en poner dos calcetines en un pie, que en tejer un patuco más, y eso contando con que el tercero me saliera igual que alguno de los dos anteriores, que si no, me toca tejer un cuarto y uf! un lío. Además la lana de bebé es muy finita y trabajarla me pareció más delicado que tejer amigurumis, y acostumbrarse cuesta un poco, sobre todo si no se tiene muy pillado lo de mantener constante la tensión del hilo.

A P le tejí en el AVE camino de Lleida un gorrito saladísimo cuyo patrón ofrece gratis Owlishly en su blog.

pgorro

¡Hola! Tengo 4 días y me llamo P.

:):):)

El tapete que comencé hace unas semanas ya luce, por fin, como centro de mesa en la salita, y creo que ha quedado bastante bonito. Lo he probado sobre un cojín y también queda chuli, así que tomo nota.

Ninguna de mis tres aficiones favoritas, leer, coser y andar en bici, pueden hacerse simultáneamente, así que toca repartirse. Ayer, antes de salir a dar un largo paseo por el parque del Oeste (¿sabías que tiene hasta un lago? ¡es precioso! y al lado de casa, en bici diez minutos), estuve trasteando con un ovillo, intentando aprender a hacer algo de ganchillo a través de la lectura a conciencia de las instrucciones que encontré en una número atrasado de “Crea con abalorios”. Es complicado aprender así, seguro que en cuanto me lo explique mi madre lo entenderé, pero también tiene su misterio intentar descifrar los patrones por mí misma, aunque tarde el triple. ¡Me atrevo con todo! Tengo un acerico, tengo un costurero, ¡no necesito más!.

Luego vino O a interesarse por mis labores y comenzó a reírse con unas carcajadas muy contagiosas, de estas que suenan JA JA JA, que parece que brotan del estómago y yo me reí con él sin poder preguntar que de qué se reía tanto, y cuando paró, va y suelta: “Qué cosas tan útiles aprendes: Recubre tus bolas“, este invierno me recubres las mías”.

Qué cierto y qué cursi es eso de que la felicidad es como las gafas, las tienes encima de las narices y no te das ni cuenta. Siempre hay un motivo para reír un rato, y algunos titulares lo ponen fácil, como esta portada del diario Alba que tenemos colgada en un corcho y que no sabemos porqué nos hace tanta gracia:

Está bien eso de que vayan juntos por la vida, mucho mejor que separaos, ni comparación. :)

Me gusta mirar páginas web de manualidades porque me ponen de buen humor y casi siempre encuentro alguna idea o proyecto de reciclaje con el que dar salida a las telas, papeles, botones, abalorios, etc, que conviven con nosotros. En una bonita página encontré este tutorial para convertir las revistas de papel cuché, en vistosos recipientes tipo bol con la ayuda de unas tijeras y pegamento Imedio. En mi caso utilicé el Cuore Estilo, que lo tenía más visto que el tebeo, pero me daba nosequé tirarlo. Lo mismo lo envío a la redacción de la revista por si les apetece hacerse unos tiestos. De todos modos, utilicé las páginas del principio, las de sugerencias de shopping; no me apetecía utilizar los Aarrgs como materia prima, ten en cuenta que la maceta iba a albergar mi violeta africana.

 

Lo siento mucho, me fastidia no haber podido actualizar en tanto tiempo porque para cuatro que me leéis, qué mínimo que escribir con constancia. Perdones mil. Tengo una excusa, puedo explicarlo. Han sido los abalorios.

Me explico: 451 editores tiene una colección llamada Re: cuya gracia está que son textos más o menos clásicos de la literatura universal reescritos, revisitados, reinventados, re…lo que sea, por autores contemporáneos. Rafa Reig, Nicolás Casariego, Marta Rivera de la Cruz, Espido Freire, Carmen Posadas y muchos escritores más imaginando El Lazarillo, El cantar del Mío Cid, Las tragedias griegas, Comedias de Shakespeare, o Larra. Hay para todos los gustos. Algunos textos están de maravilla (hace tiempo que no me reía como cuando leí el Re: Lazarillo, súper recomendable, otros son reguleros.

El caso es que presentábamos en una comida de prensa el libro de Re: de Frankenstein, sólo reescrito por mujeres. Más adelante se lanzará Drácula, pero versionado sólo por escritores, como juego de editor es divertido, ¿verdad?. En la comida, como prensa que somos, queríamos dar un detalle a los asistentes y aquí es donde entro yo. Tuve que hacer 20 broches de Frankenstein con abalorios como regalito. Y lleva su rato, no creáis. El resultado, y para demostrar que digo la verdad,aquí:

20

El tute que me di fue fino. Éste de aquí debajo es el que salió con la carita más cachonda, con su tornillito y todo:

sin-titulo.png

Tardé tanto en terminarlos, porque cada vez que acababa uno, mientras O. apagaba y encendía la luz, yo gritaba: ¡Está vivo! ¡VIVE!, Mmmmwahahaha…

Lo más lógico de todo es que me gasté el dinerito que me dieron en lo que tardaba en hacer una cabeza: compré unos oxford marrones preciooosos.

Categorías

¿Cuándo?

julio 2014
L M X J V S D
« dic    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.