Desde anoche tenemos una hora más de luz para poder leer nuestro libro favorito. Por ejemplo, El bello verano, de Cesare Pavese.
copia-de-pict0571.jpg
Tengo ganas de fiesta, de que acabe el invierno, de volver a nadar en el mar.