Recibir la visita de M un viernes por la tarde, es como abrir la puerta de casa y que un botones te ofrezca una bandeja con un surtido delicioso de pastelería francesa sobre un pañuelo de hilo blanco con blonda. Y pasar la tarde con ella, tan bueno como merendarse esos pasteles con un chocolate a la taza. Cuando la luz baja un poco, un gran plan es sentarse en la ventana a hojear el libro, valioso como una joya “Visión de Nueva York”, de Carmen Martín Gaite.

 

El libro es un facsímil de un cuaderno que construyó poco a poco Carmen Martín Gaite durante su estancia en Nueva York, son collages y pensamientos breves, algunos realmente graciosos.

Es un precioso capricho para visitar de vez en cuando y encontrar un papelito, un recorte y unas palabras diferentes y sustanciosas cada vez. No es barato, pero puedes aprovechar el descuentito de la feria del libro para hacerte un regalo seguro que bien merecido, ¿a que sí?