Es como un cuerpo sin alma.

No recuerdo de dónde saqué esta ilustración, pero ¿a que es chula?

Libros viejos, zapatos usados