Los reyes (si, hombre, hace dos meses, cuando la navidad y todo eso) me trajeron un regalo que había pedido, digamos con insistencia: el kit para aprender a bordar de Sublime stitching, y es que viendo esa página, ¿quién no se ve tentada a experimenar con un bastidor, una aguja y un puñadito de madejas? El paquete vino perfectamente embalado y contenía un aro de bordar, unas tijeritas preciosas, una aguja, un mantelito, hilo de seis colores y un patrón de diseños. Mis reyes aprovecharon para incluir algún diseño más,  como el de las secretarias sepsis ¡yuju!

Ultimate kit sublime stitching

Patrones bordar

Transferir las imágenes del papel a la tela es sencillo: se recortan y colocan sobre la tela, y se pasa la plancha caliente, me faltó tiempo para sentarme a estrenarlo.

Spaced out

La borde, borda

La labor la tengo bastante avanzada, cuando esté cuelgo unas fotos.