You are currently browsing the monthly archive for julio 2009.

Y dice el tango que veinte años no es nada, pues será en Argentina,  que aquí ya pesan, ya. El viernes pasado en la Academia de Cine hubo una proyección especial de la peli de Jose Luís Cuerda “Amanece que no es poco”, con motivo de su 20 aniversario, madre mía cómo pasan los años. Los que iban disfrazados entraban seguro, y es que hablamos de un aforo de 180 personas, y doy fe de que más de la mitad de la cola se quedaron fuera, y nosotras porque llegamos una hora antes y le echamos un poco de morramen, que si no, pues lo mismo también nos habíamos perdido la oportunidad de ver la peli en pantalla grande.

Para presentarla estuvo el director, parte del equipo técnico y algunos actores, todos contaron anécdotas y es que eso tuvo que ser el colmo del surrealismo. La proyección estuvo animadísima, que estaba claro que si estabas allí era porque al menos te sabías parte de los diálogos, o las canciones, o qué demonios, todo. Y aplaudimos cada escena y diálogos míticos que en realidad todos lo son, como:

“Mi nombre es Jimmy, my name is Jimmy, y este es mi hijo Teodoro, que es profesor en la Universidad de Oklahoma, y ha venido a pasar un año sabático”

Y esas frases inolvidables a la llegada del Alcalde con su querida: ¡Viva el munícipe por antonomasia! ¡Alcalde, todos somos contingentes, pero tú eres necesario! ¡Que nos deje a la moza, que queremos comprobar si está turgente!

Así me tiraría el resto de la entrada, todas las escenas son buenas. Pero mi favorita favorita desde pequeña, es la de la calabaza, “calabaza, un día más vengo a darte las gracias por estar aquí, entre nosotros. Tú, que podías estar en la mesa de los ricos estás aquí dándonos una lección de humildad…”

Grande tirando a enorme.

Y aquí unas fotillos para que veáis que no me lo invento: Títulos de crédito a la manera de Star Wars…

Créditos "Amanece, que no es poco"

Fan disfrazado del aprendiz de intelectual…

aprendiz de intelectual

El Alcalde y señora, entre el público…

Alcalde y querida

Un momento de la película, con un joven Gabino Diego, e ídem en la proyección…

Fotograma película

Gabino hoy

Y la terna de amigas, muy contentas con su camiseta promocional y su calabaza…

Calabazas de amanece que no es poco

Calabaza, yo…te llevo en el corazón. (Y en la barriga!!)

NOTA AL PIE: Estas fotografías están descaradamente robadas de El Blog del Juerguista, en Dooplan.com. Y es que E. es una juerguista profesional, lo es porque así la votaron los internautas, y Dooplan la paga un sueldo nada desdeñable, y las entradas a los conciertos y saraos de moda, a cambio de contar sus juergas en el blog. Se lo merece, por maja y por profesional de la juerga. Siempre ha habido trabajos alucinantes.

Please

Pero por favor, no me lo recuerdes a todas horas.

Vía

La pericia y la imaginación le dan mil vueltas a un abultado presupuesto.

Marge Simpson lo dijo de un modo simple y rotundo: “no entiendo de arte, pero sé lo que me gusta”, es sencillo acogerse a esa sentencia, ¿a que sí? A mí me pasa lo mismo. De arte, lo justito, cultura general y bastante curiosidad. Me veo todo lo que puedo, lo que me gusta, para disfrutarlo, lo que no me gusta, para reafirmarme, y lo que no conozco para ver en cuál de las dos categorías anteriores lo clasifico. Por ejemplo, José María Sicilia: me encanta. Miquel Barceló: como que no (aunque la capilla de la catedral de Mallorca es digna de admiración, y gana muchísimo en vivo). Carlos Pazos: no lo conocía y ahora soy súperfan. Luis Gordillo: cuantas más obras veo, más respeto su trabajo y menos me gusta. Y así más o menos todos. No me como mucho la cabeza, para eso ya están los que escriben esos textos en las introducciones de los catálogos, en los que no se entiende ni jota.

Pero luego hay otros que no consigo encajar ni en una, ni en la otra. Que me hacen sentir que soy una intrusa y no consienten que emita un juicio simplón. Artistas que hacen que una le dé vueltas y vueltas a sus obras, vueltas incluso fìsicas, rodear cada escultura, marcharse y volver, hacer fotos y verlas en casa intentando descifrar un lenguaje que no hablo, y que precisamente por eso, me mosquea aún más. Para explicarme contaré una anécdota de P en Inglaterra: llegó a la conclusión de que los españoles utilizamos nuestro idioma delante de gente que no lo habla,básicamente para criticar , por eso en general nos ofende tanto que delante nuestro se hable una lengua que no comprendemos, porque damos por sentado que están haciendo lo que haríamos nosotros, hablar mal. Y eso es lo que me ocurre con las esculturas de Juan Muñoz. Veo esas expresiones, esas risitas de sus esculturas, esos hombrecillos que murmuran a la pared y tengo la certeza de que se están quedando conmigo, que saben algo que yo no se, que se ríen de mi prisa por ir de un sitio a otro y ver y ver cosas, consumir imágenes, catalogar lo que han hecho otros. Ellos por contra están ahí, ahí se quedan viéndonos desfilar con nuestras cámaras y esas caras de panoli que ponemos cuando nos inclinamos a ver si oímos algo de lo que bisbisean. Cada día nuevos espectadores, los domingos más si la entrada es gratuita. En fin, una exposición de la que no sales sintiéndote más lista, lo cual, en tanto que cura de humildad, está muy bien…

Juan Muñoz I

Juan Muñoz II

Juan Muñoz III

Reina Sofía

Categorías

¿Cuándo?

julio 2009
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031