Jopetas Roque, no te quejarás, ¡vaya recibimiento! muchas gracias por vuestros comentarios y ánimos, ha salido guapetón el retoño, jeje, mucho más que sus padres, ni comparación! Y lo de Roque Ramone, Maelstrom, es que me ha entusiasmado, ya le estoy buscando una camiseta con su hey ho, let’s go para hacerle una sesión de fotos. Esto me recuerda a que antes de nacer, que os quería comentar a ver vosotros cómo lo véis, hubo un encendido debate en torno a cómo debía vestir el niño, debate en el que propios y ajenos al núcleo familiar expusieron sus teorías acerca de si Roque habría de lucir patucos,  polainas y jerseis de angorina calados decorados con lazos, lo que O vino a resumir como “Estilo Paquirrín”, o bien podría vestir ropitas más de niño de hoy en día modernito y enrollao, lo que Mr. I resumió como “Bebé con actitud”.  Veámoslo con ejemplos

Tipo 1: polainas azulitas y jersey hecho a mano por la tía Pauli

Tipo 2: sus converse, su peto chulo, camiseta y chaqueta de rayas.

Vemos que el modelo tampoco lo tiene muy claro.

El caso es que yo tengo el corazón partío, porque por un lado valoro y reconozco lo que cuesta hacer un jersey a mano y mira, que bebé de 8 semanas sólo se es una vez en la vida, mientras que para llevar camisas de cuadros y vaqueros tiene tiempo. Pero es que le veo de azul y no me pega nada, con esas melenas, pero es que le pongo de vaquero y me parece un chicarrón y me da como penica. Qué drama, el de la madre primeriza.

A todo esto, me pregunto cómo hacen esas súpermujeres que afirman aprovechar la baja maternal para sacarse unas oposiciones, que yo no tengo otra cosa que hacer en todo el día más que contemplar al niño y la mitad de las veces no encuentro tiempo ni para ducharme. No digamos ya para ponerme a tejer, ja y más ja. Por eso durante las últimas semanas del embarazo, ya que apenas me podía mover del peso y del cabreo al verme con ese volúmen brutal, aproveché para hacerme un cuello de ganchillo requetebonito que no es complicado y que recomiendo con entusiasmo. Ea, las fotos.

Éste, el mío, pero como las revistas japonesas son más monas, os pongo también su foto.

Y los patrones. Parece más complicado de lo que es, de hecho la única dificultad que le encontré fue el cordoncillo, y tuve que ir a una tienda de lanas a preguntar cómo se hacía: me explicaron que se tejía con los dedos sin agujas ni nada y no me digas cómo lo aprendí, pero ahora sería incapaz de explicarlo. Total, que si alguien se anima, yo le cuento el patrón y si quiere se lo envío fotocopiado, como en los viejos tiempos. Toma post súperlargo!

Anuncios